Ocho compañías del sector energético español dan un paso más en la identificación de las oportunidades y riesgos asociados a las dependencias que sus negocios tienen del capital natural. A través del análisis de capital natural, dispondrán de información sobre el valor que los bienes y servicios naturales aportan a sus grupos de interés y a la sociedad, lo que también les permitirá contribuir a su mayor y mejor conservación Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol comparten experiencias y conocimiento en los procesos de identificación, medición y valoración de sus impactos y dependencias de la naturaleza —desde sus distintas realidades y contextos empresariales— para impulsar las mejores prácticas en el marco de la sostenibilidad empresarial y de los activos ambientales con los que interactúan Como coordinadores del primer Grupo de Trabajo sobre Capital Natural y Energía a escala global y a través de la aplicación del Protocolo del Capital Natural, Azentúa y Ecoacsa colaboran con las firmas participantes en la búsqueda de las herramientas necesarias para facilitar la integración del capital natural en el sector nacional de la energía La iniciativa se enmarca en los «Grupos Sectoriales» del Natural Capital Factory, plataforma española de la Natural Capital Coalition, cuyo objetivo es garantizar que la naturaleza se incluya en las decisiones de negocio a nivel mundial La preservación de la buena salud de la biodiversidad y de los ecosistemas es reconocida cada vez más como uno de los desafíos globales que definen nuestro tiempo. Garantizar que su gestión y uso se realizan de manera sostenible es parte del cambio transformador demandado en todos los niveles de la sociedad para avanzar hacia economías más sostenibles, al tiempo que el desarrollo queda garantizado.En este contexto, el importante papel que diversos sectores del mercado con un gran peso en la economía (energía, agroalimentación y finanzas, entre otros) pueden jugar para impulsar dicho cambio transformador es incuestionable. Conscientes de ello, ocho compañías españolas del sector energético  (Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol) han iniciado un proyecto colaborativo para tener una mayor y mejor comprensión de su relación con la naturaleza.Los representantes de Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol comparten experiencias y conocimiento y trabajan de manera conjunta para disponer de metodologías de identificación, medición y valoración del capital natural adaptadas a sus distintas particularidades y ajustadas al contexto actual. Gracias a este proceso, dispondrán de información sobre el valor que los bienes y servicios naturales aportan a sus grupos de interés y a la sociedad, lo que facilitará la toma de decisiones para contribuir a su mayor y mejor conservación.La iniciativa se enmarca en los «Grupos Sectoriales» del Natural Capital Factory, plataforma española de Natural Capital Coalition, cuyo objetivo es garantizar que la naturaleza se incluya en las decisiones de negocio a nivel mundial.El proyecto persigue servir de referencia y motivar a otras empresas y sectores, tanto nacionales como internacionales, a emprender aprendizajes colaborativos similares y a compartir buenas prácticas para ampliar la acción a favor del desarrollo sostenible. Para ello, el trabajo ejecutado en el marco del grupo se plasmará en un documento que refleje su experiencia en la aplicación del Protocolo del Capital Natural como marco principal de referencia. La publicación recogerá ejemplos de los retos y soluciones encontrados a la hora de considerar la integración del capital natural en la toma de decisiones de las empresas del sector energético en España y casos aplicados.La puesta en marcha de este grupo de trabajo está alineada con la necesidad de una acción comprometida, y a todas las escalas, por parte de todos los actores económicos y sociales —públicos y privados— para preservar la calidad y cantidad de activos ambientales y de sus servicios ecosistémicos (SE) —como la provisión de alimentos, materias primas, la regulación de los ciclos del agua y el carbono, y la polinización, entre otros—.Esta llamada a la acción se ha visto reforzada por estudios globales recientes, como el Informe sobre riesgos globales 2019 del Foro Económico Mundial, el informe especial sobre El cambio climático y la tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) y las evaluaciones sobre la degradación y restauración del suelo y de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos de la Plataforma Científico-Política sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES —homólogo en materia de biodiversidad y SE del IPCC—).Dichas publicaciones advierten que los riesgos ambientales son los más preocupantes en cuanto a probabilidad e impacto de todos los analizados (entre ellos, la crisis alimentaria, el fallo de la gobernanza nacional o el desempleo). Además, inciden en la relación entre el deterioro del suelo y el cambio climático y fenómenos como la pérdida de especies (hay un millón en peligro de extinción) y las migraciones; o la contaminación y el aumento de la mortalidad.Según la comunidad científica, los esfuerzos dedicados hasta ahora a la conservación y restauración de la naturaleza son insuficientes; pero también aseguran que no es demasiado tarde para poder revertir la situación, «si empezamos a trabajar ahora y a todos los niveles y con un enfoque ambiental integrado, a través de un cambio transformador».Poner fin al continuo deterioro de los recursos y servicios naturales e implementar de forma efectiva su uso sostenible está íntimamente ligado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y al Acuerdo de París sobre cambio climático. La participación en este grupo de trabajo servirá de apoyo a las empresas a la hora de abordar estos desafíos desde la vertiente ambiental de la sostenibilidad.Espíritu colaborativo y plural, referente internacionalLa naturaleza colaborativa y plural del Grupo de Trabajo sobre Capital Natural y Energía lo hacen único en el mundo. Está integrado por responsables de las áreas de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Seguridad, Calidad y Regulación de empresas de referencia en el sector energético, con actividades tan diversas como la generación de energía eléctrica, la extracción y comercialización de petróleo (y sus derivados) y gas, la operación global de infraestructuras de transporte y distribución de electricidad, telecomunicaciones, y la operación y gestión de la red de infraestructuras gasistas. Nota de Prensa Press release Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"]...

Un reciente artículo del blog Signus firmado por el periodista ambiental Álex Fernández Muerza aborda la relevancia de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos suministrados por la naturaleza desde un prisma no tan habitual. En concreto, el enfoque elegido muestra cómo la pérdida y deterioro de la diversidad biológica no solo afecta a nuestro bienestar, calidad de vida y salud, sino también a nuestro bolsillo. Entre los expertos entrevistados para la elaboración del artículo, se cuentan Sonia Castañeda, directora de la Fundación Biodiversidad;  Alberto Navarro, consultor especializado en conservación de la naturaleza y desarrollo rural; Unai Pascual, profesor de Ecología Económica del BC3 (Centro Vasco para el Cambio Climático) y del Centro para el Desarrollo y el Medio Ambiente; y nuestro compañero Jesús Carrasco, Project Manager de Ecoacsa. Jesús subraya que tanto «la Plataforma Intergubernamental Científico-Política sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) como otras instituciones hablan más de las pérdidas económicas por la pérdida de los servicios que aporta la biodiversidad a los humanos». El informe del IPBES sobre el estado de la biodiversidad global afirma que muchas contribuciones de la naturaleza a las personas son «esenciales para la salud humana y, por lo tanto, su deterioro amenaza una buena calidad de vida». Sus autores recuerdan que proporcionan una amplia diversidad de alimentos y agua limpia, reducen la contaminación, mejoran la salud mental y física, son una fuente fundamental de medicamentos y antibióticos, reducen significativamente el riesgo de ciertas enfermedades, etcétera». Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"]...

Los socios del proyecto LIFE BooGI-BOP, surgido para impulsar la infraestructura verde urbana a través del diseño de entornos empresariales orientados a la mejora de la biodiversidad, mantuvieron su segundo encuentro de seguimiento del proyecto en la sede de Ekopolis Foundation en Banská Bystrica (Eslovaquia). Durante tres días, el equipo del proyecto, integrado por expertos de la Lake Constance Foundation, Global Nature Fund, Institute of Life-based Architecture e. V. (Alemania), Amt der Vorarlberger Landesregierung Abteilung Umwelt- und Klimaschutz (IVe) (Austria), Ecoacsa Reserva de Biodiversidad y la Universidad Politécnica de Madrid (España) y Ekopolis Foundation (Eslovaquia), compartieron los avances realizados en los últimos meses, los acuerdos de colaboración y las acciones puestas en marcha para formar e involucrar al sector empresarial y otros actores clave en la gestión y mantenimiento a largo plazo de sus instalaciones de manera que favorezcan cambios reales positivos en el estado de conservación de la biodiversidad. Si tienes interés por conocer más en detalle las ventajas de colaborar en el proyecto LIFE BooGI-BOP, haz clic en este enlace para ver el vídeo oficial. https://youtu.be/yLgS0ONLNxQ Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"]...

Imagen: UNE.La Asociación Española de Normalización (UNE) ha creado recientemente el Comité Técnico de Normalización 323 sobre Economía Circular (CTN 323), el primero que aborda la economía circular de una manera integral y con una perspectiva multisectorial.Ecoacsa forma parte de este comité pionero integrado por 130 expertos de 75 organizaciones, cuyo objetivo es canalizar la postura española en la elaboración de normas de alcance internacional y europeo en materia de economía circular, así como desarrollar estándares nacionales horizontales que ayuden a las organizaciones a superar con éxito sus retos dentro de este ámbito. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"]...

En las últimas semanas, hemos conocido una serie de hitos que representan una advertencia preocupante en la lucha contra el cambio climático. El Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña (Tenerife) y el Observatorio de Mauna Loa (Hawaii, Estados Unidos) han confirmado registros de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera que superan por primera vez en la historia las 415 partes por millón (ppm). Los científicos responsables del observatorio tinerfeño informaron de que fueron cuatro las ocasiones en las que se rebasó la cota de las 415 ppm durante abril, y que el registro más preocupante tuvo lugar el día 18, con 416,7 ppm. Por su parte, los investigadores estadounidenses situaron en el 11 de mayo la fecha en la que se alcanzó el máximo en la serie de datos histórica: 425,26 ppm. Estos datos suponen una advertencia preocupante en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, la superación de las 415 ppm «nos coloca en territorio inexplorado para la humanidad, ya que desde que habitamos la Tierra no se había dado un registro similar. Tendríamos que retroceder probablemente 3 millones de años para obtener una concentración similar de CO2 en la atmósfera, momento en el que lo seres humanos no existían. Además, previsiblemente el año que viene por estas fechas volveremos a registrar un nuevo máximo de la serie y muy probablemente nunca más a lo largo de nuestra vida veremos concentraciones por debajo de 400 ppm», advierte el Ministerio para la Transición Ecológica. Fuente: Keeling Curve, Miteco. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3322"][elementor-template id="3358"]...

Hasta el 21 de junio a las 14:00 h estará abierto el plazo para la solicitud de ayudas de la Fundación Biodiversidad, en régimen de concurrencia competitiva, para la evaluación de la biodiversidad terrestre.El objeto de estas ayudas consiste en la ejecución de proyectos que proporcionen datos relevantes que permitan evaluar el estado de conservación de todos los elementos terrestres integrantes del patrimonio natural en España. En especial, de aquellos sobre los que recaigan medidas específicas de conservación o de interés comunitario.Los datos y resultados de estas iniciativas servirán, en su caso, de herramienta para la toma de decisiones estratégicas que garanticen la consecución de los fines inherentes al régimen jurídico básico de la conservación, uso sostenible, mejora y restauración del patrimonio natural y de la biodiversidad española, la preparación del informe sexenal derivado del Artículo 17 de la Directiva Hábitat.Las ayudas se concederán para la ejecución de proyectos que se adecúen al objeto de las ayudas, y que además cumplan, al menos, una de las condiciones siguientes:Ejecutarse sobre espacios o especies de ámbito superior al de comunidad o ciudad autónoma, es decir, en más de una comunidad o ciudad autónoma.Desarrollarse con especies o en espacios protegidos definidos y regulados con carácter básico en la legislación estatal, siempre que estos formen parte de una red de ámbito estatal o comunitario.Estar directamente vinculados con planes y estrategias de carácter nacional.La dotación máxima global de la convocatoria es de hasta 3 000 000 €. El importe máximo que se puede conceder por cada solicitud de ayuda no puede ser superior a 120 000 €.Fuente: Fundación Biodiversidad. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3322"][elementor-template id="3358"]...

No solo el cambio climático debe ser una prioridad para el mundo. Según lleva advirtiendo la comunidad científica durante años, la biodiversidad también debe ocupar un lugar destacado en la agenda global. Y así lo reafirma el último informe global de la Plataforma Intergubernamental Científico-Política sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES) sobre el estado de la diversidad biológica y los servicios ecosistémicos. Este advierte que el mundo se enfrenta a un declive de la naturaleza sin precedentes, con un millón de especies de plantas y animales en peligro de extinción. Los esfuerzos dedicados hasta ahora a la protección y restauración de la naturaleza son insuficientes. Se necesitan cambios transformadores en el ámbito económico, político, social y tecnológico para acelerar la acción.Entre los datos destadados del informe elaborado por más de 400 expertos de 50 países, cabe mencionar la identificación por primera vez de los cinco impulsores directos del cambio en la naturaleza con mayor impacto en nuestro planeta hasta la fecha. Estos son los cambios en el uso de la tierra y el mar, la explotación directa de organismos, el cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras.Datos de interés:— Cerca un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi tres cuartas partes de los recursos de agua dulce disponibles se destinan a la producción agrícola o ganadera— El 23 % de las aves en peligro de extinción han sido afectadas negativamente por el cambio climático— La mitad de los arrecifes de coral se ha perdido desde 1870— La contaminación en los océanos afecta a al menos 267 especies, incluyendo el 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos— Los registros acumulativos de especies exóticas han crecido en un 40 por ciento desde 1980, asociados con el aumento del comercio y la dinámica y las tendencias de la población humana.Fuente: IPBES. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3322"][elementor-template id="3358"]...

Imagen: UPM. En el marco de nuestra colaboración con la academia para impulsar el emprendimiento y acercar a los estudiantes salidas profesionales interesantes relacionadas con el sector ambiental y la empresa, a finales de abril participamos en el Ciclo de Conferencias de Economía de la Empresa Treenova «Buscando la diferencia».En concreto, impartimos una charla-conferencia a los alumnos de máster y otros cursos de posgrado y grado de la Escuela Superior de Ingeniería de Montes y Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid sobre «El capital natural: ¿el nuevo como activo financiero?».Durante la jornada, pusimos en contexto qué es el capital natural y por qué su consideración está ganando relevancia entre instituciones públicas y el sector privado por ser la base para sostenibilidad y facilitar la toma de mejores decisiones y más sostenibles. Además, hablamos de las distintas iniciativas públicas y privadas surgidas para escalar el pensamiento del capital natural y expusimos ejemplos prácticos sobre cómo las empresas están midiendo sus impactos y dependencias de la naturaleza a través de la aplicación del Protocolo del Capital Natural.Otros asuntos abordados fueron la apuesta por las cuentas de pérdidas y ganancias ambientales y los informes integrados que están realizando cada vez más corporaciones y casos de contabilidad del capital natural desarrollados por diferentes organizaciones para valorar distintos escenarios de gestión de recursos naturales y determinar hacia cuál dirigir la inversión. Pincha sobre la imagen para ver el vídeo de la charla-conferencia «El capital natural: ¿el nuevo activo financiero? Facebook Twitter Linkedin Envelope ...

En el marco de nuestra colaboración con otros expertos europeos en el Grupo de Trabajo creado para avanzar en la definición de indicadores de biodiversidad, los pasados 26 y 27 de marzo acudimos a un taller organizado por la Plataforma de  la EU Business and Biodiversity (B@B) y el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC). El motivo de la convocatoria consistió en trabajar conjuntamente en la definición de una visión común sobre cómo medir, monitorizar y reportar impactos y dependencias de la biodiversidad para favorecer mejores decisiones en las empresas y mejores políticas por parte de los gobiernos.  Más información...

Imagen: Simbiosi, Espai Ambiental. Pincha sobre ella para ver el vídeo resumen del seminario.El I Seminario Internacional Canteras y Biodiversidad reunió el pasado abril en La Casa de la Mar en Alboraya (Valencia) a numerosos actores relacionados con la conservación de la biodiversidad y la industria extractiva para analizar la relación entre las canteras y diversidad biológica. Representantes del mundo de la academia, las ONG, las administraciones, la consultoría ambiental, las comunidades vecinales y la industria extractiva pusieron su conocimiento y experiencia al servicio de la búsqueda de innovaciones que faciliten el impulso de proyectos de conservación y mejora de la biodiversidad ligados a la actividad extractiva en las canteras.La principal conclusión del evento fue que la convivencia canteras-biodiversidad es posible con un asesoramiento adecuado que priorice la conservación de especies de fauna y flora y apueste por la restauración ecológica y el impacto neto positivo.Durante la jornada, Isidoro Miranda, CEO de LafargeHolcim España, incidió en que las empresas deben convertirse en ejemplo sobre cómo evolucionar hacia un modelo más sostenible, basado en la economía circular, dado que la naturaleza es imparable y ponderosa, si se le concede el espacio y se le otorgan los recursos necesarios para ello.Beltrán Ceballos, director del Grupo Plegadis, destaco que las administraciones carecen de recursos para invertir en la protección del medioambiente y que la industria extractiva está obligada a restaurar, actividad que ha de estar acompañada del adecuado asesoramiento experto. No todo vale en restauración.Por su parte, César Luaces, secretario técnico de la Confederación Española de Industrias Extractivas de Rocas y Minerales Industriales (Cominroc) abogó por un cambio de enfoque al hacer hincapié en la necesidad cambiar el modelo de proyectos realizados únicamente por ingenieros de minas a otros que incluyan en el equipo técnico a biólogos y otros expertos en la gestión ambiental.Blanca Martín, secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos y Comercio, resaltó lo oportuno de la organización del seminario, que contribuye a cubrir la necesidad de generar espacios que fomenten el diálogo y la reflexión para hacer frente al gran reto que representa el cambio de modelo medioambiental.Lucia Iglesias, de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, puso en valor el importante peso que la industria extractiva tiene para la competitividad económica de la Unión Europea, ya que provee de materias primas esenciales para el desarrollo. Dicha actividad supone dejar una huella ecológica, por lo resaltó el papel que mecanismos como la Red Natura 2000 representan a la hora de proteger la biodiversidad.Otro de los temas tratados fue subrayado por el naturalista Joaquín Araujo y el responsible de Programas de Conservación de Espacios de SEO/BirdLife, Octavio Infante. Ambos hablaron de la necesidad de impulsar políticas que apoyen más la conservación que la restauración y de actualizar la legislación vigente, como la ley de minas, que está obsoleta y es incapaz de dar respuesta a las necesidades de protección actuales.«La verdadera tragedia es la poca cantidad de personas que somos conscientes de la tragedia a la que se enfrenta la naturaleza», advirtió Araujo.El programa también contó con la exposición de varios ejemplos que ilustraron las oportunidades para mejorar la biodiversidad en el marco de las canteras, como el proyecto «Canteras y aves rupícolas, nichos para incrementar la biodiversidad», presentado por Zoë Rohrer, de la Fundación FIRE, y Salvador Rebollo, de la Universidad de Alcalá; y la creación de una reserva de biodiversidad en la Mesa de Ocaña a través de la rehabilitación de una cantera, explicado por Santiago Sardinero, de la Universidad de Castilla-La Mancha.Aixa Sopeña, de la Iniciativa Española Empresa y Biodiversidad, dedicó su intervención a través de videoconferencia a presenter la Guía práctica de restauración ecológica, y Pascual López, de la Universidad de Valencia, detalló el proyecto sobre «Alimentación suplementaria en canteras y telemetría GPS/GMS. Monitorización de grandes águilas en el Parque Natural de las Hoces del Cabriel». Representando a Ecoherencia, Sara Nyssen mostró ejemplos de técnicas de explotacion mineras erróneas y soluciones efectivas.En el transcurso de la sesión, la importancia de la comunicación también jugó un rol destacado con la presencia en el programa de un espacio de debate en el que participaron periodistas y comunicadores ambientales, moderado por Carles Gago, de Simbiosi Espai Ambiental.En el transcurso de la sesión, la importancia de la comunicación también jugó un rol destacado con la presencia en el programa de un espacio de debate en el que participaron periodistas y comunicadores ambientales, moderado por Carles Gago, de Simbiosi Espai Ambiental. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"][elementor-template id="3358"]...