Ocho compañías del sector energético español dan un paso más en la identificación de las oportunidades y riesgos asociados a las dependencias que sus negocios tienen del capital natural. A través del análisis de capital natural, dispondrán de información sobre el valor que los bienes y servicios naturales aportan a sus grupos de interés y a la sociedad, lo que también les permitirá contribuir a su mayor y mejor conservación Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol comparten experiencias y conocimiento en los procesos de identificación, medición y valoración de sus impactos y dependencias de la naturaleza —desde sus distintas realidades y contextos empresariales— para impulsar las mejores prácticas en el marco de la sostenibilidad empresarial y de los activos ambientales con los que interactúan Como coordinadores del primer Grupo de Trabajo sobre Capital Natural y Energía a escala global y a través de la aplicación del Protocolo del Capital Natural, Azentúa y Ecoacsa colaboran con las firmas participantes en la búsqueda de las herramientas necesarias para facilitar la integración del capital natural en el sector nacional de la energía La iniciativa se enmarca en los «Grupos Sectoriales» del Natural Capital Factory, plataforma española de la Natural Capital Coalition, cuyo objetivo es garantizar que la naturaleza se incluya en las decisiones de negocio a nivel mundial La preservación de la buena salud de la biodiversidad y de los ecosistemas es reconocida cada vez más como uno de los desafíos globales que definen nuestro tiempo. Garantizar que su gestión y uso se realizan de manera sostenible es parte del cambio transformador demandado en todos los niveles de la sociedad para avanzar hacia economías más sostenibles, al tiempo que el desarrollo queda garantizado.En este contexto, el importante papel que diversos sectores del mercado con un gran peso en la economía (energía, agroalimentación y finanzas, entre otros) pueden jugar para impulsar dicho cambio transformador es incuestionable. Conscientes de ello, ocho compañías españolas del sector energético  (Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol) han iniciado un proyecto colaborativo para tener una mayor y mejor comprensión de su relación con la naturaleza.Los representantes de Cepsa, EDP España, Enagás, Endesa, el Grupo Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Repsol comparten experiencias y conocimiento y trabajan de manera conjunta para disponer de metodologías de identificación, medición y valoración del capital natural adaptadas a sus distintas particularidades y ajustadas al contexto actual. Gracias a este proceso, dispondrán de información sobre el valor que los bienes y servicios naturales aportan a sus grupos de interés y a la sociedad, lo que facilitará la toma de decisiones para contribuir a su mayor y mejor conservación.La iniciativa se enmarca en los «Grupos Sectoriales» del Natural Capital Factory, plataforma española de Natural Capital Coalition, cuyo objetivo es garantizar que la naturaleza se incluya en las decisiones de negocio a nivel mundial.El proyecto persigue servir de referencia y motivar a otras empresas y sectores, tanto nacionales como internacionales, a emprender aprendizajes colaborativos similares y a compartir buenas prácticas para ampliar la acción a favor del desarrollo sostenible. Para ello, el trabajo ejecutado en el marco del grupo se plasmará en un documento que refleje su experiencia en la aplicación del Protocolo del Capital Natural como marco principal de referencia. La publicación recogerá ejemplos de los retos y soluciones encontrados a la hora de considerar la integración del capital natural en la toma de decisiones de las empresas del sector energético en España y casos aplicados.La puesta en marcha de este grupo de trabajo está alineada con la necesidad de una acción comprometida, y a todas las escalas, por parte de todos los actores económicos y sociales —públicos y privados— para preservar la calidad y cantidad de activos ambientales y de sus servicios ecosistémicos (SE) —como la provisión de alimentos, materias primas, la regulación de los ciclos del agua y el carbono, y la polinización, entre otros—.Esta llamada a la acción se ha visto reforzada por estudios globales recientes, como el Informe sobre riesgos globales 2019 del Foro Económico Mundial, el informe especial sobre El cambio climático y la tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC) y las evaluaciones sobre la degradación y restauración del suelo y de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos de la Plataforma Científico-Política sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES —homólogo en materia de biodiversidad y SE del IPCC—).Dichas publicaciones advierten que los riesgos ambientales son los más preocupantes en cuanto a probabilidad e impacto de todos los analizados (entre ellos, la crisis alimentaria, el fallo de la gobernanza nacional o el desempleo). Además, inciden en la relación entre el deterioro del suelo y el cambio climático y fenómenos como la pérdida de especies (hay un millón en peligro de extinción) y las migraciones; o la contaminación y el aumento de la mortalidad.Según la comunidad científica, los esfuerzos dedicados hasta ahora a la conservación y restauración de la naturaleza son insuficientes; pero también aseguran que no es demasiado tarde para poder revertir la situación, «si empezamos a trabajar ahora y a todos los niveles y con un enfoque ambiental integrado, a través de un cambio transformador».Poner fin al continuo deterioro de los recursos y servicios naturales e implementar de forma efectiva su uso sostenible está íntimamente ligado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 y al Acuerdo de París sobre cambio climático. La participación en este grupo de trabajo servirá de apoyo a las empresas a la hora de abordar estos desafíos desde la vertiente ambiental de la sostenibilidad.Espíritu colaborativo y plural, referente internacionalLa naturaleza colaborativa y plural del Grupo de Trabajo sobre Capital Natural y Energía lo hacen único en el mundo. Está integrado por responsables de las áreas de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Seguridad, Calidad y Regulación de empresas de referencia en el sector energético, con actividades tan diversas como la generación de energía eléctrica, la extracción y comercialización de petróleo (y sus derivados) y gas, la operación global de infraestructuras de transporte y distribución de electricidad, telecomunicaciones, y la operación y gestión de la red de infraestructuras gasistas. Nota de Prensa Press release Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3911"]...

Imagen: UPM. En el marco de nuestra colaboración con la academia para impulsar el emprendimiento y acercar a los estudiantes salidas profesionales interesantes relacionadas con el sector ambiental y la empresa, a finales de abril participamos en el Ciclo de Conferencias de Economía de la Empresa Treenova «Buscando la diferencia».En concreto, impartimos una charla-conferencia a los alumnos de máster y otros cursos de posgrado y grado de la Escuela Superior de Ingeniería de Montes y Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid sobre «El capital natural: ¿el nuevo como activo financiero?».Durante la jornada, pusimos en contexto qué es el capital natural y por qué su consideración está ganando relevancia entre instituciones públicas y el sector privado por ser la base para sostenibilidad y facilitar la toma de mejores decisiones y más sostenibles. Además, hablamos de las distintas iniciativas públicas y privadas surgidas para escalar el pensamiento del capital natural y expusimos ejemplos prácticos sobre cómo las empresas están midiendo sus impactos y dependencias de la naturaleza a través de la aplicación del Protocolo del Capital Natural.Otros asuntos abordados fueron la apuesta por las cuentas de pérdidas y ganancias ambientales y los informes integrados que están realizando cada vez más corporaciones y casos de contabilidad del capital natural desarrollados por diferentes organizaciones para valorar distintos escenarios de gestión de recursos naturales y determinar hacia cuál dirigir la inversión. Pincha sobre la imagen para ver el vídeo de la charla-conferencia «El capital natural: ¿el nuevo activo financiero? Facebook Twitter Linkedin Envelope ...

En el marco de nuestra colaboración con otros expertos europeos en el Grupo de Trabajo creado para avanzar en la definición de indicadores de biodiversidad, los pasados 26 y 27 de marzo acudimos a un taller organizado por la Plataforma de  la EU Business and Biodiversity (B@B) y el Centro Mundial de Vigilancia de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC). El motivo de la convocatoria consistió en trabajar conjuntamente en la definición de una visión común sobre cómo medir, monitorizar y reportar impactos y dependencias de la biodiversidad para favorecer mejores decisiones en las empresas y mejores políticas por parte de los gobiernos.  Más información...

La Plataforma de Empresas y Biodiversidad de la Unión Europea (B@B), Ecoacsa, Fundación Empresa y Clima y la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica—a través de la Iniciativa Española Empresa y Biodiversidad (IEEB)— unen fuerzas para organizar la conferencia internacional European Business and Nature Summit (EBNS) los días 7 y 8 de noviembre de 2019. Este encuentro de dos días sobre empresas, biodiversidad y capital natural tendrá lugar en CaixaForum Madrid, en el mismo centro de la capital española. Durante la última Conferencia de las Naciones Unidas (ONU) sobre Biodiversidad de 2018, fue lanzada la Agenda de Acción para la Naturaleza y las Personas. Esta agenda tiene el objetivo de catalizar una corriente de acciones (voluntarias) de todos los sectores y stakeholders, dirigida a apoyar la conservación de la biodiversidad y la adopción de un marco global de la biodiversidad pos2020 ambicioso en la Conferencia sobre Biodiversidad de la ONU de China en 2020. Este nuevo marco global será, a su vez, la base para la Estrategia de Biodiversidad pos2020 de la Unión Europea. La European Business and Nature Summit contribuirá a todo esto y pondrá en valor las mejores prácticas, herramientas y métricas existentes para generar un impacto empresarial positivo en la biodiversidad. La conferencia contribuirá así a mejorar la participación de los gobiernos y las empresas de la UE en materia de biodiversidad y capital natural. Aprovechando el impulso global creado durante el periodo previo a la próxima Conferencia sobre Biodiversidad de la ONU, la cumbre contribuirá a configurar el Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas, así como a fortalecer el llamamiento a la realización de acciones voluntarias por parte del sector empresarial en favor de la biodiversidad. Esta cumbre de dos días reunirá a representantes clave del mundo empresarial, los gobiernos y otros actores de la sociedad civil de la UE para facilitar una acción global más decisiva para frenar la pérdida de biodiversidad y restaurar ecosistemas sanos. La European Business and Nature Summit ofrecerá: Un foro para debatir sobre los progresos más recientes realizados por las empresas para integrar mejor sus impactos y dependencias de la naturaleza; Una oportunidad para reforzar la ambición política para proteger la biodiversidad y dar forma al Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas; Un trampolín regional para impulsar la contribución de las empresas a la protección de la biodiversidad y el capital natural, en el avance global hacia el marco de la biodiversidad pos2020. Una oportunidad para involucrar a una audiencia europea amplia para abordar la pérdida de biodiversidad. La agenda de la European Business and Nature Summit está en desarrollo. ¡Permanece atento! Informaremos sobre más detalles y temas logísticos próximamente. Mientras, te invitamos a que reserves ya el 7 y 8 de noviembre en tu agenda. La European Business and Nature Summit cuenta también con el apoyo de CaixaForum, Fundación Conama, Fundación Global Nature y Red ASYPS como entidades colaboradoras. En caso de requerir más información, por favor, escríbenos a: davidalvarez@ecoacsa.com, mpferrer@ecoacsa.com o ecarles@empresaclima.org, cdomenech@empresaclima.org o lars.mueller@ec.europa.eu o yann.verstraeten@icf.com. Nos encantaría contar contigo para lograr que la conferencia sea todo un éxito. ¡Te esperamos! Los organizadores de la European Business and Nature Summit #EUbiodiversity #BusinessNatureSummit...

En todo el  mundo, la pérdida de biodiversidad ha adoptado formas muy diversas y dramáticas, lo que está afectando a economías y sociedades por la dependencia que en gran medida tienen de la biodiversidad y los ecosistemas sanos. Con el nuevo proyecto LIFE BooGI-BOP, siete socios europeos de Austria, Alemania, Eslovaquia y España darán apoyo a empresas de toda Europa en el diseño de entornos empresariales e industriales orientado a la mejora de la biodiversidad, con el fin de contribuir a la protección de especies. Los promotores del proyecto trabajarán en toda Europa para aumentar la conciencia y motivar a empresas y actores económicos relacionados a que incluyan la biodiversidad como un tema importante en su gestión y toma de decisiones. La iniciativa ayudará a incrementar la comprensión sobre que el diseño orientado a la biodiversidad no solo puede aumentar la protección de la diversidad biológica a nivel local, sino también mejorar el clima laboral y el bienestar de empleados y público en general. El LIFE Boosting Green Infrastructure through Biodiversity-Oriented Design of Business Premises está financiado por el Programa LIFE de la UE (LIFE BooGI-BOP). Sus socios son Lake Constance Foundation, Institut für Lebensbezogene Architektur e. V. (Alemania), Amt der Vorarlberger Landesregierung Abteilung Umwelt- und Klimaschutz (IVe) (Austria), Ecoacsa Reserva de Biodiversidad, S.L., Universidad Politécnica de Madrid (España), Ekopolis Foundation (Eslovaquia)....

La Comunidad AEC de la Asociación Española para la Calidad (AEC) dedicó su 57.ª reunión plenaria celebrada en el Gabinete de Historia Natural a dos temas críticos para nuestro presente y futuro: el cambio climático y el capital natural.Marta Hernández, consejera técnica de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), comenzó su intervención realizando un resumen de los hitos más importantes sucedidos desde la adopción del Acuerdo de París en diciembre de 2015 hasta la presentación del anteproyecto de Ley sobre cambio climático y transición energética (LCCTE) presentado el pasado febrero. Entre ellos, recordó que para cumplir con París, los países deben reducir sus emisiones de GEI un 50 % para 2050 y las naciones desarrolladas, además, deben lograr una descarbonización de su economía de un 85-90 %. Además, mencionó el último informe especial sobre Un calentamiento global de 1,5 ˚C, elaborado por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), del que desde el Ministerio para la Transición Ecológica han editado una guía resumida para facilitar su comprensión y lectura.Entre los ejemplos de los efectos derivados de un calentamiento global de 1,5˚C para 2100, citó la desaparición de entre un 70 y un 80 % de los arrecifes de coral, mientras que en un escenario de 2˚C, este porcentaje se eleva hasta el 99 %.En cuanto a España, explicó que el Plan Integrado de Energía y Clima para 2030, que deberá estar listo para finales de 2019, recoge como objetivos que las emisiones de GEI deben recortarse un 21 %, un 74 % de la generación eléctrica debe ser renovable, debe haber un 42 % de renovables sobre el uso de energía final de España, y la eficiencia energética debe aumentar un 39,6 %.El más reciente anteproyecto de LCCTE establece como objetivos que para 2050 España debe disminuir las emisiones de GEI un 90 % respecto a 1990, el sistema eléctrico debe ser 100 % renovable. Para 2030, la ambición en estos aspectos es de un 20 % de reducción de emisiones de GEI frente al año de referencia; el sistema eléctrico debe ser un 70 % renovable; debe haber un 35 % de renovables respecto al uso de energía final e impulsar la eficiencia energética un 35 %. Además, explicó que para 2040 la futura Estrategia de Descarbonización para 2050 deberá incluir un objetivo concreto y enumeró como puntos destacables del anteproyecto que hace especial hincapié en impulsar las energías renovables, la movilidad sin emisiones, la transición energética sin combustibles, medidas de adaptación al cambio climático, medidas de transición justa, recursos para la lucha contra el cambio climático y la transición justa, la educación y la innovación.También se refirió al Paquete 2020 y marco 2030 de Energía y Clima de la Unión Europea, y el nuevo sistema de gobernanza de indicadores aprobado. Entre los objetivos acordados, subrayó que mientras que para 2020 se deben reducir las emisiones de GEI un 20 %, lograr que un 20 % de la generación eléctrica sea de origen renovable e incrementar un 20 % la eficiencia energética respecto a 1990, para 2030 deben alcanzarse los siguientes porcentajes para estos mismos conceptos, respectivamente: ≦ 40 %, ≥ 32 % y ≥ 35 %.Marta Hernández insistió en que, a pesar de que es mucho el trabajo por hacer para lograr los compromisos globales en materia climática, son alcanzables con el esfuerzo de todos. Marta Hernández, consejera técnica de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) Introducción al capital natural En el espacio dedicado al capital natural, David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa, puso en contexto la importancia de integrar el capital natural en la estrategia empresarial, explicó las implicaciones que tiene para las organizaciones hacerlo y no hacerlo y subrayó cuáles son los principales impulsores que conducen a las compañías a apostar por estos enfoques.Para terminar, se refirió a algunas de las iniciativas que se están desarrollándose en el panorama internacional e impulsándose desde España para escalar el pensamiento del capital natural.Así, recordó que cualquier sector económico depende de los activos naturales y servicios de los ecosistemas (agua y aire limpios, biodiversidad, productos forestales, alimentos, suelos sanos, polinización…) para desarrollar su actividad. Es decir, depende del capital natural. Sin embargo, esta relación no siempre es visible ni tenida en cuenta por las empresas, lo que lleva a que no estén considerando el riesgo que esto implica para sus negocios, ni la oportunidad que supondría conocer mejor y valorar su relación con la naturaleza en términos de ahorro de costes, mayor eficiencia, reducción de la huella de carbono y ecológica, entre otros.En cuanto a las razones que están favoreciendo la visibilidad de las externalidades ambientales de las organizaciones, Álvarez se refirió a que los últimos informes sobre Riesgos Globales del Foro Económico Mundial (FEM) han situado a los riesgos ambientales en el cuadrante de riesgos con más probabilidad de ocurrencia y con mayor impacto para los seres humanos. Por tanto, son los más apremiantes y los que representan mayor amenaza para la seguridad y el bienestar de la población.Compromisos globales como los enmarcados en la Agenda 2030 —los Objetivos del Desarrollo Sostenible— y el Acuerdo de París también representan una palanca importante para que el sector privado esté tomando cartas en el asunto para conocer mejor los impactos y dependencias que sus operaciones tienen de la naturaleza.Los ODS y la contabilidad del capital natural (NCA, por sus siglas en inglés) comparten objetivos y filosofía, dado que ambos promueven el desarrollo de políticas integradas dirigidas a la consecución de un desarrollo sostenible. Mientras los ODS aportan el marco de políticas adecuado, la contabilidad del capital natural se ocupa de suministrar los datos necesarios para impulsar el avance hacia economías sostenibles.La NCA es un marco de información integrado útil que suministra datos de valor para monitorizar el progreso hacia los ODS y garantizar la integración y la coherencia entre varios de sus indicadores.Otros impulsores son:— El Plan de Acción para un crecimiento sostenible de la Comisión Europea presentado en marzo de 2018. Este persigue impulsar la contribución del sector financiero al logro de una economía global más sostenible, por lo que las medidas que propone van dirigidas a que las entidades financieras respalden la agenda comunitaria sobre clima y desarrollo sostenible.— Las recomendaciones del TCFD (Task Force on Climate-related Financial Disclosure), grupo de expertos creado por el G20 a finales de 2015 por la preocupación de la comunidad financiera sobre la incorrecta valoración de los activos en relación con el alcance total del riesgo climático y la amenaza a la estabilidad del mercado que esto representa.— La comunidad inversora exige cada vez mayor transparencia respecto a su portfolio de inversión y futuras actividades de gestión de activos, por lo que quiere estar informada sobre criterios ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno). Esto ha derivado en la entrada en vigor de nueva Ley 11/2018 sobre información no financiera y de diversidad, que transpone la Directiva de la Comunidad Europea al respecto.—  El liderazgo y rendimiento corporativos de las empresas en índices bursátiles sostenibles (por ejemplo, el Dow Jones Sustainable Index) favorecen el aumento del reporte de información no financiera.Impulsando el diseño de entornos empresariales orientado a la mejora de la biodiversidadDavid también acercó a los asistentes a la reunión de la AEC el concepto del diseño de entornos empresariales orientado a la mejora de la biodiversidad, impulsado por siete socios europeos de Alemania, Austria, Eslovaquia y España a través del proyecto LIFE BooGI-BOP, financiado por el Programa LIFE de la UE.Este enfoque práctico contribuye a la protección de la biodiversidad y mejora la infraestructura ecológica en los emplazamientos y sus alrededores. De esta manera, las empresas contribuyen a la protección y el fortalecimiento de la diversidad biológica y, al mismo tiempo, mejoran el atractivo general de sus instalaciones. David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa Iniciativas internacionales Una de las iniciativas que marcaron un punto de inflexión en la consideración del valor de los recursos naturales fue el informe conocido como informe TEEB (The Economics of Ecosystms and Biodiversity). Este surgió a propuesta de los ministros de Medio Ambiente del G8+5 en 2007 en Postdam (Alemania), y buscaba desarrollar un estudio global del impacto económico de la pérdida de biodiversidad. A escala gubernamental, Álvarez explicó que desde el Banco Mundial se está liderando una iniciativa global que trabaja con los países para ayudarlos a desarrollar cuentas ambientales que integren los recursos naturales y su valoración económica en la planificación de políticas de desarrollo y económicas. Se trata de WAVES (Wealth Accounting and Valuation of Ecosystem Services —Contabilidad de la Riqueza y la Valoración de los Servicios de los Ecosistemas). También en el ámbito público, se refirió al marco que suelen emplear los países para organizar e informar sobre sus cuentas ambientales: el Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica (SCAE o SEEA, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas. Mientras, el marco general para el sector privado es el Protocolo del Capital Natural, lanzado en julio de 2016 por la Natural Capital Coalition para facilitar a las empresas la medición, evaluación y valoración de sus impactos y dependencias del capital natural. Otros proyectos en marcha para ayudar al sector empresarial a incorporar la biodiversidad en su toma de decisiones son la plataforma de la Unión Europea Business and Biodiversidad (B@B), su homóloga española IEEB — dependiente de la Fundación Biodiversidad (Ministerio para la Transición Ecológica)—, alemana Business in Good Company, la india Leaders for Nature, la plataforma holandesa Platform Biodiversiteit, Ecosystemen en Economie y la Natural Capital Factory, plataforma regional española de la Natural Capital Coalition. ...

En Ecoacsa tenemos claro que todo esfuerzo por acercar a los futuros profesionales la realidad que se van a encontrar el día de mañana en el mundo laboral está más que bien empleado. Por eso, estuvimos encantados de participar en el ciclo de seminarios delPrograma de Doctorado en Investigación Forestal Avanzada de la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural (UPM). Nuestro Project Manager, Jesús Carrasco, compartió con los alumnos su propia experiencia y la de otros compañeros que hoy se dedican a la conservación de especies y ecosistemas; desgranó las dificultades encontradas en el camino para poder dedicarse a su pasión —tanto en el ámbito académico como laboral—, aportó recomendaciones y resolvió dudas. Entre las recomendaciones, destacó que, a la hora de trabajar con empresas, «es muy importante saber la materialidad de la biodiversidad para ellas, porque es distinta, según su modelo de negocio»; y sugirió una par de lecturas «obligadas» para todos los que quieran trabajar en conservación: What works in conservation y Protecting Ecosystems and Alleviating Poverty with Parks and Reserves: Win-Win or Tradeoffs —publicación centrada en la importancia de buscar siempre enfoques en los que todas las partes ganen cuando impulsamos proyectos de conservación—. Además, explicó el enorme peso que tienen los ODS en las agendas políticas y empresariales y su vínculo con la biodiversidad; mostró ejemplos sobre cómo trabajan las empresas en esta materia y mostró un listado sobre la capacitación y habilidades se requiere a los profesionales que quieren trabajar en conservación. Entre otras cosas: «pensamiento crítico y saber comunicar, tanto desde el punto de vista  oral, pero fundamentalmente escrito». Para concluir, Jesús insistió mucho a los numerosos estudiantes que asistieron a su charla en que persigan su sueño y no desistan, que tengan las ideas claras y no duden, que acudan a jornadas, congresos y eventos y hagan contactos. «Ahora tenéis muchas más opciones: financiación, becas, proyectos formativos...

La mañana en que arrancó la decimocuarta edición del congreso de referencia en España para los profesionales del medioambiente y la sostenibilidad reservó un espacio para una temática realmente crítica para las empresas: Qué representa la transposición de la Directiva sobre información no financiera y diversidad y en qué situación se encuentra.Esta sesión, coordinada por Forética, se enmarcó en el GT-23, en cuya organización y desarrollo de la Fila Cero participó Ecoacsa, empresa impulsora de nuestra plataforma divulgativa, junto a otros expertos aportando nuestra experiencia en una de las patas que aborda la nueva normativa: la ambiental.Ana María Marín, del departamento de Responsabilidad Corporativa de Aena, puso el acento en la importancia de los activos intangibles, «en los que las empresas invierten más que en los tangibles». Además, advirtió que parte de la información requerida por la Directiva para finales de febrero no será completa porque hay datos, lo que exigirá mayor esfuerzo de búsqueda, además de informes complementarios».Leer más...

Conama 2016 ha sido muy productivo e interesante este año. Después de cuatro días intensos, 150 eventos técnicos y más de 7000 asistentes, la edición 2016 cerró sus puertas con una riqueza de lecciones aprendidas, proyectos sobre los que reflexionar, iniciativas consolidadas y otras que se están haciendo reales e ideas para seguir defendiendo que la respuesta a los desafíos que tenemos por delante es verde. La Sesión técnica núm. 18 (ST18), coordinado por David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa Reserva de Biodiversidad, se centró en el capital natural y durante esta sesión se realizó la presentación del Protocolo de Capital Natural, así como ejemplos de iniciativas regionales exitosas y emprendedores que incorporan recursos naturales en sus respectivas estrategias. ...

Coincidiendo con Conama 2018, que finalizó el jueves 29 de noviembre en Madrid, la comunidad internacional del capital natural se ha reunido en París entre el 26 y el 30 de noviembre durante la Semana del Capital Natural 2018 (Natural Capital Week 2018). El objetivo de los líderes del capital natural reunidos la conocida como la ciudad de la luz ha consistido en trabajar conjuntamente e impulsar las redes para sumar organizaciones que incorporen el capital natural en su toma de decisión. Un total de 14 entidades han celebrado sus respectivos eventos anuales en el marco de la Natural Capital Week para reforzar la tracción de este movimiento global. A ellos se han sumado actores del ámbito de las instituciones internacionales, los gobiernos, la empresas, el mundo de las finanzas y la academia, quienes han presentado nuevos proyectos, ideas y apuestas que dotan de robustez al abanico existente de herramientas y acciones dirigidas a mejorar la conservación de nuestro entorno natural. Algunos de los encuentros celebrados han sido ¨Collaboration Day”, de la Natural Capital Coalition; la Conferencia Internacional «Empresa y Biodiversidad: hojas de ruta hacia el impacto positivo», de la plataforma comunitaria Business @ Biodiversity, la Conferencia Final de Business and Biodiversity Offsets Program (BBOP) o la Mesa Redonda Global y Finanzas Climáticas de UNEP FI....