Este año hemos participado de nuevo junto a LafargeHolcim en la edición que anualmente organiza la alianza Ecosystem Services Partnership en Europa y que este 2019 ha tenido lugar en la localidad alemana de Hannover. En concreto, presentamos los avances realizados en el desarrollo de una herramienta que persigue poner en valor cómo los proyectos de restauración ecológica en canteras representan una gran oportunidad para contribuir a la conservación de la biodiversidad, la sensibilización y el compromiso social. El desarrollo de esta herramienta para la evaluación y contabilidad de la biodiversidad asociada a los trabajos de restauración de canteras está liderado por Ecoacsa, y en él colabora un grupo multidisciplinar de expertos de las universidades de Castilla-La Mancha y Alcalá de Henares, las ONG ACER y Brinzal y el Grupo Plegadis. En la sesión reservada a ejemplos de empresas del sector industrial que están trabajando para incorporar el capital natural en sus operaciones, Pilar Gegúndez, directora de Medio Ambiente y Sostenibilidad de los Recursos de LafargeHolcim España, presentó junto a nuestro coordinador de Proyectos, Jesús Carrasco, el estado de desarrollo de la herramienta de valoración de servicios ecosistémicos basada en los criterios de conservación que sigue la estrategia del grupo cementero de lograr un Impacto Neto Positivo en Biodiversidad. Además, compartieron con los presentes los retos identificados en el transcurso del proyecto, entre los que se cuentan la necesidad de traducir herramientas científicas disponibles a profesionales de otros sectores; ausencia de herramientas específicas, modelos y acuerdo sobre indicadores de servicios ecosistémicos culturales y abióticos; necesidad de formación y capacitación específica para integrar los enfoques de servicios ecosistémicos con el fin de realizar evaluaciones de materialidad, evitar la doble contabilidad, usar modelos e indicadores, así como otros métodos de valoración. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

Los días 26 y 27 de septiembre, Ecoacsa, en colaboración con el Instituto Life, ha formado parte del grupo internacional de expertos en la evaluación de la herramienta EX-ACT MRV reunido en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma.  Esta herramienta ha sido desarrollada a iniciativa de la FAO en colaboración con especialistas de todo el mundo, con el fin de ayudar al sector financiero en sus decisiones de inversión relacionadas con el sector ASOUT (agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra —AFOLU, por sus siglas en inglés). EX-ACT (Ex Ante Carbon-balance Tool) es un sistema de contabilidad basado en el uso del suelo que mide los sumideros de carbono y los cambios que se registran en ellos. Esta información permite a los bancos de inversión medir el impacto de sus proyectos de inversión en el sector ASOUT y así disponer de información crucial para la toma de decisiones. Mediante una evaluación cualitativa, la herramienta ofrece información cuantitativa de las posibles afecciones que las inversiones tiene sobre la biodiversidad y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). En las últimas décadas, las preocupaciones sobre el impacto ambiental del sector ASOUT han aumentado, y más específicamente aquellas relacionadas con el impacto de las actividades agrícolas en la biodiversidad. Desde la introducción de las Metas de Aichi adoptadas por el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) en 2010, el papel de las Naciones Unidas para aportar conocimiento experto a los responsables de la toma de decisiones que afectan la biodiversidad ha ido ganando relevancia. Como respuesta coordinada con la Agencia Francesa del Desarrollo, el equipo EX-ACT de la FAO ha incluido un módulo de evaluación de la biodiversidad en su herramienta MRV. Durante los dos días del encuentro, el grupo de trabajo encargado del desarrollo y creación de EX-ACT mantuvo reuniones estratégicas con diferentes grupos de interés y expertos para conocer en profundidad los procesos llevados a cabo en el desarrollo de EX-ACT, mejorar y validar la herramienta editada. En primer lugar, en esta convocatoria de expertos en biodiversidad y desarrollo de sistemas de cuantificación e índices en biodiversidad se realizó una revisión de las diferentes metodologías de contabilidad y valoración de impactos sobre la biodiversidad que se están abordando en el grupo de trabajo del proyecto Aligned Biodiversity Measures for Business. Este grupo está liderado por el Centro Mundial de Monitoreo de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC) y cuenta con el apoyo de la plataforma de la Unión Europea Business and Biodiversity (B @ B) y financiación de la Fundación Boticario. Entre las metodologías valoradas, se cuenta la desarrollada por el Instituto Life, cuya presentación corrió a cargo de Jesús Carrasco, coordinador de Proyectos de Ecoacsa. Esta metodología facilita a las empresas del sector privado la valoración de impactos y dependencias sobre la biodiversidad y los servicios ecosistémicos. Además, ayuda a los responsables empresariales a conocer los impactos mínimos positivos que deben ser acometidos para compensar o mitigar los impactos negativos derivados de las operaciones, ayudándoles a reducir riesgos operacionales, reputacionales y facilitando información robusta y verificable para el reporte interno y externo. Durante las discusiones mantenidas por el comité de expertos reunido en Roma, quedó patente la creciente preocupación a escala global sobre el estado de la biodiversidad y la necesidad de facilitar a los actores no gubernamentales, entidades financieras, organismos de inversión, multilaterales y bancos de desarrollo herramientas robustas y sencillas de aplicar para llevar a cabo la valoración del impacto estimado derivado de las inversiones en el sector ASOUT en materia cambio climático y biodiversidad. Tras esta fase de consultas, quedaron patentes las necesidades y fortalezas de EXC-ACT en cuanto a su línea base, granularidad y la experiencia necesaria para su aplicación, así como el valor añadido que representa para el sector financiero la metodología de cálculo cuantitativa y cualitativa que aporta para la obtención de datos finales. Tras los enriquecedores debates mantenidos, los expertos integrantes del grupo de trabajo seguirán aportando su conocimiento hasta la conclusión de la fase de consultas públicas con el sector financiero y la presentación del caso de estudio que se realizará en Méximo próximamente en colaboración con la FIRA (Federación de Institutos en Relación con la Agricultura). Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in [elementor-template id="3911"]...

No solo el cambio climático debe ser una prioridad para el mundo. Según lleva advirtiendo la comunidad científica durante años, la biodiversidad también debe ocupar un lugar destacado en la agenda global. Y así lo reafirma el último informe global de la Plataforma Intergubernamental Científico-Política sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES) sobre el estado de la diversidad biológica y los servicios ecosistémicos. Este advierte que el mundo se enfrenta a un declive de la naturaleza sin precedentes, con un millón de especies de plantas y animales en peligro de extinción. Los esfuerzos dedicados hasta ahora a la protección y restauración de la naturaleza son insuficientes. Se necesitan cambios transformadores en el ámbito económico, político, social y tecnológico para acelerar la acción. Entre los datos destadados del informe elaborado por más de 400 expertos de 50 países, cabe mencionar la identificación por primera vez de los cinco impulsores directos del cambio en la naturaleza con mayor impacto en nuestro planeta hasta la fecha. Estos son los cambios en el uso de la tierra y el mar, la explotación directa de organismos, el cambio climático, la contaminación y las especies exóticas invasoras. Datos de interés: — Cerca un tercio de la superficie terrestre del mundo y casi tres cuartas partes de los recursos de agua dulce disponibles se destinan a la producción agrícola o ganadera — El 23 % de las aves en peligro de extinción han sido afectadas negativamente por el cambio climático — La mitad de los arrecifes de coral se ha perdido desde 1870 — La contaminación en los océanos afecta a al menos 267 especies, incluyendo el 86% de las tortugas marinas, el 44% de las aves marinas y el 43% de los mamíferos marinos — Los registros acumulativos de especies exóticas han crecido en un 40 por ciento desde 1980, asociados con el aumento del comercio y la dinámica y las tendencias de la población humana. Fuente: IPBES. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3322"][elementor-template id="3358"]...