La primera Cumbre de la ONU de Líderes sobre la Biodiversidad destacó la urgencia de actuar al más alto nivel en apoyo de un marco mundial de biodiversidad posterior a 2020 que contribuya a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y coloque a la comunidad mundial en el camino de «vivir en armonía con la naturaleza», en línea con la Visión 2050 del Convenio sobre la Diversidad Biológica. Celebrada en el marco de la 75.ª sesión de la Asamblea General de la ONU (AGNU), durante la cumbre Volkan Bozkir, presidente de la AGNU, elevó la biodiversidad al más alto nivel de la agenda política al pedir a los Estados miembros que «Kunming debe hacer por la biodiversidad lo que París hizo por el cambio climático en 2015». Un número récord de países, casi 150 naciones y 72 jefes de Estado y de Gobierno participaron de forma virtual en el evento de alto nivel para generar un impulso político hacia la próxima reunión de la conferencia de las partes para la Convención sobre la Diversidad Biológica (COP15 CDB) en Kunming (China) en 2021. Munir Akram, presidente del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC), dijo que la voluntad política, no las finanzas, es clave para contener la «codicia económica» y la «negligencia política». Por su parte, Volkan Bozkir, presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), pidió a los Estados miembros que utilizaran la cumbre para generar un impulso político hacia el Marco Global de Biodiversidad (Global Biodiversity Framework) posterior a 2020. En este sentido, solicitó a las Partes que «Kunming debe hacer por la biodiversidad lo que París hizo por el cambio climático en 2015», lo que elevó el discurso sobre la diversidad biológica a la corriente principal y lo colocó de manera inequívoca en la agenda política. En su discurso de apertura, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, describió tres prioridades para conservar y gestionar de manera sostenible la diversidad biológica: Las soluciones basadas en la naturaleza deben integrarse en la recuperación de la pandemia de la COVID-19 y en los planes de desarrollo más amplios. Los sistemas económicos y los mercados financieros deben tener en cuenta e invertir en la naturaleza, así como asegurar las políticas y los objetivos más ambiciosos que protejan la biodiversidad y no dejen a nadie atrás. La apertura incluyó una «charla informal» entre Achim Steiner, responsable del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Elisabeth M. Mrema, secretaria ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y Ana María Hernández, presidenta de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), quienes describieron la biodiversidad como un «amortiguador» y aseguraron que el tiempo de «contaminar nuestro camino hacia la riqueza» ha pasado. Puedes ver la cumbre completa en los siguientes enlaces: Segmento 1 Segmento 2 Segmento 3 Leer en IISD y UNEP Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

European Business and nature summit Bulding actions for nature and people Conscientes de la necesidad de abordar la emergencia ecológica y climática a la que nos enfrentamos, organizaciones líderes del sector público y privado han sumado fuerzas para reunir en Madrid en el marco del European Business and Nature Summit (EBNS) a más de 300 profesionales de todos los sectores económicos y sociales para fortalecer el compromiso de empresas y entidades financieras para detener la pérdida de biodiversidad y garantizar la salud de ecosistemas. A escala mundial, hemos estado subestimando o ignorando los riesgos asociados a la pérdida continua de la naturaleza y sus servicios, lo que nos ha llevado a la emergencia ambiental a la que nos enfrentamos en la actualidad. Necesitamos a la naturaleza para sobrevivir y prosperar. De su buen estado de salud dependen el clima estable, el aire fresco, el suministro de minerales y alimentos, la disponibilidad de agua limpia, suelo saludable y polinizadores que nutren nuestros cultivos. Apuntalar la buena salud de estos servicios de los ecosistemas —beneficios que la naturaleza nos suministra y que sostienen el bienestar humano y la economía— es urgente y requiere la participación del mayor número de responsables de la toma de decisiones posible. Para contribuir a que el sector empresarial y el financiero integren mejor los impactos y dependencias que sus negocios y portfolios tienen en la naturaleza, la plataforma de Empresas y Biodiversidad de la Unión Europea (B@B), Ecoacsa, Fundación Empresa y Clima, la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica—a través de la Iniciativa Española Empresa y Biodiversidad (IEEB)— y el Ministerio de Medio Ambiente de Finlandia han reunido en el EBNS —el mayor evento de la Natural Capital Week 2019— a más de tres centenares de líderes y otras voces de todos los niveles de las organizaciones de países como Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, India, Italia, Japón, Luxemburgo, Malasia, México, Países Bajos, Portugal, Sudáfrica, Suecia, Suiza y Reino Unido. Su objetivo: demostrar que la naturaleza puede ser un poderoso aliado en los esfuerzos mundiales para revertir la pérdida de biodiversidad y limitar el cambio climático y sus impactos en las personas y el planeta. La agenda del EBNS ha contado con la participación de cerca de 80 ponentes, que han compartido casos reales, metodologías, alianzas, iniciativas y compromisos dirigidos a generar un impacto neto positivo en la naturaleza. La conferencia de dos días ha sido moderada por Eva Zabey, directora ejecutiva de Business for Nature, y entre los líderes de organismos internacionales, gobiernos, mundo de la conservación y de la empresa que han estado presentes se cuentan Daniel Calleja, director general de la DG de Medio Ambiente de la Comisión Europea; Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente de España del Ministerio de Transición Ecológica; Terhi Lehtonen, secretaria de Estado de Finlandia; Anne Larigauderie, secretaria ejecutiva de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES); Peter White, embajador de la COP15 sobre Biodiversidad del WBCSD; Marco Lambertini, director general de WWF International, Mark Gough, CEO de la Capitals Coalition, Valentín Alfaya, presidente del Grupo Español de Crecimiento Verde (GECV), Joaquín Garralda, presidente de Spainsif, y David Álvarez, CEO de Ecoacsa. Las entidades que han colaborado en la organización del EBNS son la Asociación para la Sostenibilidad y el Progreso de las Sociedades (ASYPS), Business for Nature, el Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (CDB), el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, (WBCSD), Fundación Conama, Fundación Global Nature, Fundación “la Caixa”, la Natural Capital Coalition y We Value Nature. El congreso cuenta con el apoyo financiero de la Comisión Europea y la Fundación Biodiversidad, y contribuciones del Natural Capital Summit, Bayer, Calidad Pascual, Everis Ingeniería, Ferrovial y el Grupo Red Eléctrica. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

Imagen: Fundación Biodiversidad El evento que supuso el arranque de la Natural Capital Week 2019 fue la IX reunión anual de la Global Partnership Business and Biodiversity (GPBB) del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que este año ha tenido por anfitriona a la Fundación Biodiversidad. El encuentro brindó la oportunidad de que las iniciativas y socios de la GPBB se reunieran con antelación a la próxima Conferencia de las Partes del CDB (COP15 CDB), en la que se explorará un nuevo marco global sobre la biodiversidad pos2020. Más de 60 participantes de países de todo el mundo, entre ellos, Alemania, Canadá, Finlandia, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Reino Unido y Sudáfrica compartieron conocimiento, experiencia y buenas prácticas. Entre ellos, estuvo presente Ecoacsa como representante en Europa del Instituto LIFE, cuya Metodología y Certificación LIFE sirvieron de ejemplo sobre cómo se está trabajando con el sector empresarial para ayudarle a mejorar su conocimiento sobre el impacto que sus operaciones ejerce sobre los recursos naturales y guiarle estratégicamente para evaluar la efectividad de las acciones de conservación que desarrolla. La reunión actuó de plataforma para impulsar la discusión, colaboración y aprendizaje y sirvió para destacar acciones concretas y promover una mayor visibilidad del marco global sobre biodiversidad pos2020. Algunas acciones relevantes fueron la creación del documento sobre las Contribuciones Empresariales Voluntarias al CDB para 2020 y más allá, y el debate sobre la última evaluación global sobre el estado de la biodiversidad elaborada por los expertos de IPBES. Otros temas abordados en la agenda fueron la participación de las empresas en la pasada COP14 del CDB, la importancia de su liderazgo para impulsar la transición hacia la sostenibilidad, las negociaciones sobre el nuevo marco pos2020 sobre la biodiversidad y las expectativas de cara a la COP15 del CBD de Kunming (China), y la presencia de la biodiversidad en el reporte empresarial. Múltiples herramientas y mecanismos fueron presentados y discutidos en la cita. Se habló de la necesidad de disponer de sistemas de medición concretos y sobre la divulgación de los impactos y las dependencias de la biodiversidad. Además, distintos ejemplos de colaboración y asociación lideraron la segunda mitad de la reunión y compartieron sus ambiciones hacia el nuevo marco y la conservación de la biodiversidad. Antes del «súper año» 2020, existen grandes oportunidades para que las empresas se involucren y den forma a sus actividades, en línea con la promoción y conservación de la biodiversidad. Este mensaje urgente fue escuchado y alentado por unanimidad por los participantes de la reunión anual. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...