«El capital natural representa un cambio de paradigma en la percepción que las empresas y la sociedad deben tener de la naturaleza»

Entrevista a David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa

Durante esta entrevista en el Ágora – diario del agua, nuestro director ejecutivo explica cómo los enfoques de capital natural abordan de manera holística la protección del agua, la conservación de la biodiversidad o la adaptación al cambio climático, en lugar de hacerlo de forma separada.

David también destaca que el pensamiento del capital natural incorpora no solo una visión de los impactos, sino también de las dependencias de la naturaleza y, sobre todo, una propuesta de valor. Es decir, por qué es importante la naturaleza y el capital natural para las empresas y la sociedad. 

Lo que propone este enfoque es incorporar una valoración integral de los impactos y dependencias, y esta es precisamente una de las razones por las que las empresas no lo tienen en cuenta. Gran parte del sector empresarial no está teniendo en consideración cuál es la afección que sus operaciones tienen sobre el capital natural, ni cuáles son las dependencias que tienen de él, aclara. Para que el tejido empresarial sea consciente de la relevancia que el capital natural tiene para sus negocios, se incorpora el concepto de «valoración económica» de la relación que las compañías tienen con la naturaleza. Este permite conocer en términos económicos cómo es de importante  la relación de las empresas con la naturaleza.

A lo largo de la entrevista, David también hace hincapié en el papel clave de la innovación, dado que el capital natural no deja de ser un elemento de transformación, un nuevo paradigma que requiere investigación sobre cuáles son las mejores técnicas de valoración, las herramientas que se pueden utilizar o qué nuevos instrumentos de comunicación son más adecuados. Además, subraya que la inversión en capital natural siempre es una inversión y no un gasto, y que gracias a las políticas climáticas, el interés del sector empresarial por integrar la biodiversidad y el capital natural es creciente porque las compañías son cada vez más conscientes de que no se puede disociar el tándem biodiversidad-cambio climático. 

No Comments

Post A Comment