Coincidiendo con el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de París, António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, ha hecho un llamamiento a que el mundo entero declare el «estado de emergencia climática». En su mensaje de apertura de la Cumbre de la Ambición Climática 2020, Guterres ha pedido a los líderes mundiales que «declaren el estado de emergencia climática en sus países hasta que el mundo alcance la neutralidad en carbono».Hasta ahora, 38 países han declarado el estado de emergencia climática.Un lustro después de la firma del Acuerdo de París, las consecuencias del cambio climático siguen devastando numerosas zonas del planeta y las medidas para limitar a 1,5 grados el aumento de la temperatura se han revelado insuficientes.En el evento organizado en formato virtual por la ONU, el Gobierno del Reino Unido en representación de la Presidencia de la COP26, y el Gobierno Francia, con la participación de Italia y Chile como coanfitriones, el presidente francés, Emmanuel Macron, destacó que «todos tenemos que aumentar nuestros objetivos para 2030 como hemos hecho los europeos, con una reducción del 55 %. Debemos estar en la trayectoria de la neutralidad en carbono en 2050. Es un deber con los países más vulnerables del planeta que sufren ahora las consecuencias de los errores del pasado. Un deber para nuestra juventud y las generaciones venideras».Por su lado, el primer ministro británico, Boris Johnson, reconoció en su discurso que «no hay duda de que estamos llegando al final de un año oscuro y difícil, pero la innovación científica ha demostrado ser nuestra salvación a medida que se lanza la vacuna. Debemos utilizar ese mismo ingenio y espíritu de esfuerzo colectivo para abordar la crisis climática, crear los puestos de trabajo del futuro y reconstruir mejor». 75 países anuncian compromisos para avanzar hacia una economía verde y descarbonizada Durante el evento online, 75 líderes de todos los continentes anunciaron estar trabajando para aumentar drásticamente la acción y la ambición climática y detallaron nuevos compromisos.Reino Unido, Francia y Suecia establecieron planes para poner fin al apoyo financiero internacional a los combustibles fósiles, mientras que Canadá anunció que aumentará el precio del carbono a 170 dólares canadienses por tonelada para 2030.Pakistán anunció que no construirá nuevas plantas de carbón, mientras que Israel aseguró estar sumándose a la creciente lista de países que se alejan del carbón. Un total de 15 países proporcionaron detalles sobre cómo acelerarán su transición hacia la energía renovable para 2030, incluidos Barbados (con el objetivo de no consumir combustibles fósiles), Vanuatu (100 % renovables) y Eslovaquia (energía descarbonizada). Dinamarca anunció que pondrá fin a la exploración de petróleo y gas. India anunció un nuevo objetivo de 450 GW de capacidad instalada de energía renovable para 2030. China se comprometió a aumentar la proporción de combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria a alrededor del 25 % para 2030.A los compromisos recientes para alcanzar la neutralidad en carbono de China, Japón, Corea del Sur, la UE y Argentina, varios países expusieron cómo van a ir aún más lejos, con fechas ambiciosas para alcanzar emisiones netas cero: Finlandia (2035); Austria (2040) y Suecia (2045). Soluciones Basadas en la Naturaleza para hacer frente a la crisis climática y de biodiversidad La Cumbre también ha servido para mostrar compromisos para proteger la naturaleza. En concreto, 12 naciones detallaron sus planes para aumentar el uso de soluciones basadas en la naturaleza para combatir el cambio climático. Con las miras puestas en la COP15 del Convenio sobre la Diversidad Biológica de Kunming (China), se hizo hincapié en la necesidad de soluciones más integradas para hacer frente a la crisis climática y de biodiversidad, y acelerar el progreso en todos los Objetivos de Desarrollo SostenibleUn total de 12 naciones donantes destacaron sus compromisos para apoyar a los países en desarrollo, entre ellos, Alemania anunció que destinará cerca de 500 millones de euros adicionales en inversiones; Francia sumará a su compromiso previo 1000 MEUR adicionales al año el Banco Mundial se compromete a garantizar que el 35 % de su cartera incluya beneficios colaterales climáticos y el Banco Europeo de Inversión (BEI) garantizará que el 50 % incluya beneficios colaterales climáticos, así como una alineación del 100 % de sus actividades con el acuerdo de París. Adaptación y resiliencia, protagonistas 20 países indicaron compromisos nuevos o futuros para proteger a las personas y la naturaleza de los impactos climáticos. Entre ellos, Reino Unido, Portugal y España anunciaron que están intensificando sus esfuerzos de adaptación. También se lanzó hoy una nueva campaña mundial importante, Race to Resilience, en la que participan alcaldes, líderes comunitarios, empresas y compañías de seguros, entre otros, que se comprometen a construir acciones de resiliencia para salvaguardar para 2030 la vida y los medios de subsistencia de 4000 millones de personas vulnerables a los riesgos climáticos para 2030.https://www.youtube.com/watch?v=-FUxvZACd9cEnlace a todos los vídeos de las sesiones, aquí.Leer más en Climate Ambition Summit y Gobierno de UK. Comparte Share on facebook Share on twitter Share on linkedin Share on email...

En el contexto de crisis climática, ecológica y sanitaria que vivimos y dada la necesidad de contribuir a una recuperación verde y baja en carbono, desde el Comité Técnico 6 de Conama 2020 sobre «El futuro de los riesgos climáticos y relacionados con la naturaleza y sus impactos financieros» hemos puesto en marcha una consulta que aborda estos asuntos tan críticos....

La naturaleza es esencial para el futuro del planeta, sin embargo, los recursos naturales están siendo utilizados a un ritmo mayor al que el planeta puede reemplazarlos por sí mismo. Mediante la comprensión y consideración de los diferentes riesgos y oportunidades creados por la naturaleza, las empresas pueden adoptar decisiones informadas beneficiosas tanto para ellas como para la sociedad y para todo el planeta.We Value Nature es una campaña de tres años de duración (noviembre de 2018-octubre 2021) financiada por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, que busca impulsar entre el sector empresarial europeo el pensamiento del capital natural, la contabilidad del capital natural, las soluciones basadas en la naturaleza (SBN) y la infraestructura verde para hacer que la valoración de la naturaleza sea la «nueva normalidad». Estos enfoques pueden contribuir sustancialmente a una economía sostenible y resiliente, lo que es crucial en el contexto de la actual crisis ecológica y climática en lasque los riesgos ambientales continúan dominando la agenda económica y empresarial global.Teniendo en cuenta el incremento del riesgo asociado al cambio climático y los desastres naturales, existe un claro sentimiento de urgencia para integrar la naturaleza en los procesos de toma de decisiones, tanto en el sector privado como el público, acelerando su incorporación mediante diferentes enfoques, como la evaluación del capital natural, la contabilidad del capital natural, las Soluciones Basadas en la Naturaleza, las infraestructuras verdes y otras soluciones basadas en ecosistemas, que pueden contribuir a una economía más sostenible y resiliente.Con el fin de alentar a los gobiernos a que tomen acciones integradas para revertir la pérdida de naturaleza y restaurar los sistemas naturales y vitales del planeta, la comunidad empresarial juega un papel crucial a la hora de demostrar que la protección y preservación de la naturaleza tiene sentido económico, así como para identificar políticas y mecanismos necesarios que impulsen un cambio sistémico y transformador a nivel global. Con el propósito de infundir un sentimiento de participación compartida en los diferentes acuerdos y resultados, los sectores privado y público pueden beneficiarse de la ejecución de una acción conjunta.La campaña We Value Nature propone un caso piloto para explorar la oportunidad de fortalecer la colaboración entre los sectores público y privado mediante la evaluación de opciones, beneficios y buenas prácticas para la restauración de terrenos degradados en ecosistemas específicos en el área mediterránea —en concreto, en Cabo de Gata-Níjar (Andalucía, España)— a través del fortalecimiento de la integración del capital natural en la toma de decisiones.We Value Nature está desarrollando junto con Ecoacsa un proyecto piloto para identificar oportunidades para fortalecer la colaboración entre el sector público y privado mediante la evaluación de las opciones, los beneficios y las mejores prácticas dirigidas a proteger la naturaleza, mejorar las funciones de los ecosistemas y restaurar la tierra degradada en un lugar específico del área natural mediterránea: Cabo de Gata-Níjar (Andalucía, España), mediante el refuerzo de la integración del capital natural en los procesos de toma de decisiones.Para identificar diferentes enfoques de capital natural que beneficien a las partes interesadas locales de los sectores público y privado y la sociedad, estamos buscando casos de estudio que demuestren acciones exitosas para la valoración del capital natural, la restauración del ecosistema, la conservación de la naturaleza y la integración efectiva de los enfoques de servicios ecosistémicos en la toma de decisiones. Los casos de estudio recibidos serán evaluados y los más exitosos en términos de liderazgo y resultados demostrados serán recopilados en una publicación de mejores prácticas que sirvan de apoyo a grupos de interés de los sectores público y privado para facilitarles el aprendizaje y la réplica de estas acciones. Los casos de estudio que podrían ser elegibles deberían provenir de los sectores del ecoturismo, la ecoagricultura y la agrosilvicultura.Para identificar diferentes enfoques de capital natural que beneficien a las partes interesadas locales de los sectores público y privado y la sociedad, estamos buscando casos de estudio que demuestren acciones exitosas para la valoración del capital natural, la restauración del ecosistema, la conservación de la naturaleza y la integración efectiva de los enfoques de servicios ecosistémicos en la toma de decisiones. Los casos de estudio recibidos serán evaluados y los más exitosos en términos de liderazgo y resultados demostrados serán recopilados en una publicación de mejores prácticas que sirvan de apoyo a grupos de interés de los sectores público y privado para facilitarles el aprendizaje y la réplica de estas acciones. Los casos de estudio que podrían ser elegibles deberían provenir de los sectores del ecoturismo, la ecoagricultura y la agrosilvicultura. Evaluación de casos de estudio Los proyectos elegibles deben haberse llevado a cabo en ecorregiones similares o en la proximidad del área piloto (en España o en otros países del área mediterránea u otros lugares del mundo con condiciones similares), que enfrentan desafíos similares a los relacionados con los ecosistemas, como la reserva natural de Cabo de Gata. Para tener una visión general del área piloto, se proporciona una breve descripción del área de Cabo de Gata:  Ubicado en un hábitat seco y semiárido en el área protegida costera del Mediterráneo (en el extremo sureste de la Península Ibérica, en la parte más árida de Europa) Extensión: cubre 46 000 hectáreas, de las que 12 000 ha están en zona marina, a una profundidad de 60 metros Clima árido (condicionado por la proximidad del desierto del Sahara y la influencia durante la mayor parte del año del anticiclón de las Azores) Lluvia de baja precipitación (por debajo de 200 mm al año) Temperatura media anual entre 15-22 ° C Abundancia de formaciones de plantas semiáridas con poblaciones de palmitos Junto con numerosas especies endémicas específicas de la zona, se encuentran muchas otras características de la flora sahariana En esta área se pueden encontrar diferentes especies protegidas (fauna y flora) Agricultura intensiva en invernadero y, cada vez más, los sectores del turismo y terciario Figuras de protección: Parque Natural Marítimo y Terrestre, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Humedal de Importancia Internacional (Convención Ramsar), Geoparque, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM) Los proyectos seleccionados se incluirán en un informe final, que estará a disposición del público y se presentará en diferentes talleres y reuniones relevantes en Europa. Todos los estudios de caso procedentes de la convocatoria abierta que no se seleccionen finalmente se incluirán en un anexo específico del informe final.Consistirá en una lista de estudios de caso y su importancia como propuesta de casos de estudio en material de capital natural, en caso de que cumplan los requisitos. Los proyectos seleccionados se evaluarán de acuerdo con los objetivos, el alcance, el nivel de ambición y las dependencias del capital natural, la valoración (cualitativa, cuantitativa y monetaria), las lecciones aprendidas, la financiación del proyecto y la integración en el proceso de toma de decisión. We Value Nature evaluará proyectos que demuestren cómo el impulso del entendimiento mutuo de los diferentes enfoques para la restauración del paisaje y la colaboración y la integración del capital natural en la toma de decisiones y la práctica puede mejorar los beneficios para todas las partes interesadas de los sectores público y privado y la sociedad. La atención se centrará en mostrar una variedad de enfoques de capital natural que beneficien a las partes interesadas locales del sector público y privado y que ofrezcan potencial para su réplica, así como para el establecimiento de nuevas alianzas entre las partes interesadas clave Los proyectos seleccionados se incluirán en un informe final, que estará a disposición del público y se presentará en diferentes talleres y reuniones relevantes en Europa Todos los estudios de caso procedentes de la convocatoria abierta que no se seleccionen finalmente se incluirán en un anexo específico del informe final. Consistirá en una lista de estudios de caso y su importancia como propuesta de casos de estudio en material de capital natural, en caso de que cumplan los requisitos ¿Cómo presentar un caso de estudio? Proporcione una breve descripción del proyecto y los enfoques de capital natural desarrollados, incluidos objetivos, impactos y lecciones aprendidas. Esta información se puede compartir facilitando la documentación del proyecto existente o a través de enlaces a información online.Enviar el caso de estudio por correo electrónico a jesuscarrasco@ecoacsa.com antes del 3 de abril de 2020Los casos de estudio seleccionados para que We Value Nature elabore su perfil serán notificados antes de finales de abril de 2020.Más información aquí sobre We Value Nature y la convocatoria (en inglés).  Share Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

En el marco de la COP25, tendrá lugar el día 5 de diciembre (de 14:15 a 15:00 h) en la Zona Verde del Espacio Diálogo de IFEMA la jornada «Marketplace para la gestión de la reducción de emisiones de GEI», en el que profesionales de Aenor, Bankia y Everis Ingeniería presentarán un proyecto para la creación de un mercado nacional de generación e intercambio de créditos de carbono. La plataforma, basada en la tecnología blockchain, facilitará a los agentes interesados en compensar su huella de carbono el acceso a créditos de CO2 generados por proyectos nacionales, con el fin de contribuir a la transición ecológica y al cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus ODS. En la jornada participan Alfonso Medrano, gerente de Cambio Climático de Everis Ingeniería; Laura Monterroso y Ana Sacristán, de la Dirección de Gestión Medioambiental de Bankia; Raquel Fernan y Pilar Sánchez, de la Dirección de Innovación de Bankia; y Mario Calderón, responsable de Desarrollo de Negocio de Aenor. La presentación del proyecto se centrará en los incentivos y ventajas que tiene tanto para promotores como para potenciales inversores participar en este mercado, así como la utilización de nuevas tecnologías como el blockchain e Internet de las Cosas (IoT, por su acrónimo inglés), que hacen posible: Verificar en tiempo real el destino de la inversión realizada. Optimizar el proceso de monitoreo, reporte y verificación de créditos de carbono. Eliminar el riesgo de doble contabilidad. Reducir los tiempos y costes operativos del proceso de generación e intercambio de créditos de carbono. La asistencia es gratuita, solo tienes que acreditarte para acceder a la Zona Verde de la COP25. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

En el marco de la conmemoración del 20.º aniversario de PEFC, participamos en una sesión dedicada a «Repensar la gestión forestal sostenible», con el foco puesto en mostrar ejemplos sobre las oportunidades que ofrecen la industria forestal y las finanzas sostenibles basadas en este sector en la lucha contra el cambio climático. En la actualidad, las expectativas puestas en nuestros bosques están creciendo, en concreto, en lo que se refiere al potencial que ofrece el sector forestal en términos de sostenibilidad y contribución a la mitigación del cambio climático. Durante esta jornada, se ofreció una visión general sobre algunas de las últimas tendencias en gestión forestal y seguros sostenibles, con ejemplos de certificación de paisajes y de propietarios europeos de pequeños bosques, iniciativas desarrolladas en la cuenca de la República del Congo, certificación PEFC y el nuevo estándar de Gestión Forestal Sostenible (GFS —Sustainable Forest Management, SFM—), y el Instituto Forestal Europeo (EFI, por su acrónimo en inglés) y las medidas climáticamente inteligentes aplicadas en regiones Europeas, que mejoran el papel de los bosques en la lucha contra el cambio climático, entre otros. En el espacio reservado para a mostrar las oportunidades que brida la industria forestal y las finanzas sostenibles basadas en el sector forestal, participamos con una ponencia sobre «Servicios ecosistémicos, capital natural y finanzas sostenibles», en la que pusimos en contexto de qué manera se está trabajando para que el sector financiero contribuya eficientemente al cambio transformacional necesario para impulsar economías sostenibles y la relación de este enfoque con el sector forestal. En este sentido, cabe recordar que en el contexto del Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, la Comisión Europea solicitó a un grupo de expertos (TEG) la elaboración de una estrategia para la Unión Europea sobre finanzas sostenible. Los integrantes de este grupo de expertos publicaron a finales del pasado junio cuatro informes fundamentales para la implementación del Plan de Acción para un crecimiento sostenible., entre ellos, el informe borrador sobre la taxonomía de las actividades sostenibles, en cuyo desarrollo ha participado Ecoacsa, en concreto, entre el grupo de expertos en el sector forestal. En lo que al sector forestal se refiere, el reglamento de la taxonomía propuesto define un conjunto de criterios y que la Gestión Forestal Sostenible contribuye de muchas maneras a varios Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, así como a los objetivos del Acuerdo de París. Para ello, es crucial que se aplique un enfoque holístico a la gestión forestal. Aparte del anexo sobre la taxonomía sobre la mitigación forestal y los requerimientos sobre la GFS, también se incorporan prácticas indicativas y recomendadas de manejo forestal que mantienen o aumentan las reservas de carbono o los sumideros de carbono terrestres y bajo la superficie. El sector financiero quiere contribuir al cambio, pero necesita evaluar las operaciones relacionadas con sus carteras de una manera armonizada y eficiente y, para ello, es crucial disponer de datos que sean comparables. Nuestro director ejecutivo, David Álvarez, explicó a la audiencia congregada en Bruselas cómo las evaluaciones de capital realizadas bajo el paraguas del Protocolo del Capital Natural, primer marco armonizado a escala global para facilitar al sector empresarial la medición, evaluación y valoración de sus impactos y dependencias del capital natural, permiten poner en valor numerosos beneficios derivados de los bosques que normalmente no son reconocidos. En este sentido, se refirió a que hasta ahora, por ejemplo, el valor de la gestión forestal se ha medido en función de la producción de madera, sin embargo, las masas forestales suministran una gran variedad de servicios adicionales que deben ser considerados, medidos y valorados, dado que aportan un impacto positivo. La información que se obtiene de las evaluaciones de capital natural puede resultar muy útil en este cometido. Adicionalmente, subrayó que el sector financiero está cada vez más interesado en gestionar adecuadamente los riesgos derivados del cambio climático, la degradación ambiental (huella ambiental, rendimiento y las cuestiones sociales. Por ello, existe una exigencia creciente de transparencia y de información sobre los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG). En general, desde el sector forestal no se están abordando ampliamente estas demandas dirigidas a reorientar los flujos de capital hacia una inversión sostenible, por lo que su adaptación al ritmo y dimensión requeridos representan un reto para no perder oportunidades de financiación y garantizar su continuidad. Aparte de las actividades relacionadas con el sector forestal, el borrador de la taxonomía presentado en junio también recoge las de otros sectores: agricultura, producción industrial, energía, transporte, agua, residuos, inmobiliario y tecnología de la información. El informe también incluye una metodología y ejemplos para evaluar las necesidades de adaptación al cambio climático, así como pautas y estudios de casos para ayudar a los inversores a aprovechar el nuevo sistema de clasificación de actividades sostenibles. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

En las últimas semanas, hemos conocido una serie de hitos que representan una advertencia preocupante en la lucha contra el cambio climático. El Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña (Tenerife) y el Observatorio de Mauna Loa (Hawaii, Estados Unidos) han confirmado registros de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera que superan por primera vez en la historia las 415 partes por millón (ppm). Los científicos responsables del observatorio tinerfeño informaron de que fueron cuatro las ocasiones en las que se rebasó la cota de las 415 ppm durante abril, y que el registro más preocupante tuvo lugar el día 18, con 416,7 ppm. Por su parte, los investigadores estadounidenses situaron en el 11 de mayo la fecha en la que se alcanzó el máximo en la serie de datos histórica: 425,26 ppm. Estos datos suponen una advertencia preocupante en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, la superación de las 415 ppm «nos coloca en territorio inexplorado para la humanidad, ya que desde que habitamos la Tierra no se había dado un registro similar. Tendríamos que retroceder probablemente 3 millones de años para obtener una concentración similar de CO2 en la atmósfera, momento en el que lo seres humanos no existían. Además, previsiblemente el año que viene por estas fechas volveremos a registrar un nuevo máximo de la serie y muy probablemente nunca más a lo largo de nuestra vida veremos concentraciones por debajo de 400 ppm», advierte el Ministerio para la Transición Ecológica. Fuente: Keeling Curve, Miteco. Facebook Twitter Linkedin Envelope [elementor-template id="3322"][elementor-template id="3358"]...

The Climate Reality, iniciativa impulsada por Al Gore —exvicepresidente de Estados Unidos y Premio Nobel de la Paz, convocó a comienzos de mes en el Club Alma Sensai de Madrid a través de sus representantes en España la jornada «El cambio climático es real: Combatirlo es nuestra responsabilidad».  Valentín Alfaya, director corporativo de Prevención, Calidad y Medio Ambiente de Ferrovial; Nieves Cifuentes, directora de Medio Ambiente de Naturgy; Didier Lagae, fundador de Marco Comunicación; Álvaro Rodríguez, director de Comunicación de The Climate Reality en España; M-ª Victoria de Rojas, editorial de Ejecutivos; Hanno Schoklistsch, CEO y fundador de Kaiserwetter Energy; y Paloma Sevilla, directora general de Aelec formaron parte de la mesa redonda organizada para fomentar el debate sobre estrategias que sus respectivas entidades tienen en marcha para ayudar a cumplir los objetivos del Acuerdo de París y avanzar hacia la necesaria transición hacia descarbonización. Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...

Del 3 y 14 de diciembre de 2018, cerca de 23 000 delegados de 197 naciones se han reunido en Katowice (Polonia) con motivo de la COP24 sobre cambio climático del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. El objetivo perseguido: impulsar el logro del Acuerdo de París y aprobar las pautas para su implementación cuando entre en vigor en 2020, en línea con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030. Tras los 13 días de negociaciones, se ha pactado el conocido como «libro de reglas» que recoge las directrices sobre la lucha contra el calentamiento global de las próximas décadas. El acuerdo final incorpora una referencia al último informe del Panel Intergubernamental de expertos sobre cambio climático de la ONU (IPCC), que advierte sobre la necesidad de acometer cambios «urgentes y sin precedentes» para limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 ºC. ¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Cuáles son las implicaciones para España y, en especial, para el sector empresarial y sus áreas de influencia? ¿Cómo implementar acciones climáticas urgentes, ambiciosas, pero también justas? Con estas cuestiones como fondo, Sust4In organizó el 18 de diciembre la jornada COP24 Katowice: The Day After, que contó con la participación de personalidades y expertos de los ayuntamientos de Madrid y Sevilla, Banco de España, Acciona, BBVA, BlackRock, CC. OO,, Ferrovial, Grupo Español de Crecimiento Verde, Iberdrola, IIDMA, Inditex, Oficina Española de Cambio Climático, Organización Internacional del Trabajo, SEO/BirdLife y WWF....

La descarbonización de la economía se plantea como una oportunidad para la transformación del modelo económico y social de país. Tal hazaña plantea numerosos retos tecnológicos, regulatorios, de inversión y de configuración de un mix energético eficiente y sostenible. Para abordar este tema tan crucial, a principios de septiembre Expansión organizó un evento para promover el debate, que contó con el patrocinio de Acciona. La agenda se estructuró en dos bloques: uno público en el que representantes que abordaron la Ley de cambio climático y transición energética; los objetivos en materia de emisiones, renovables y eficiencia energética; y las claves para el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima: protección del medio ambiente, energía asequible y desarrollo industrial adecuado. Instrumentos regulatorios, fiscales, financieros y tecnológicos. Por su parte, el bloque compuesto por directivos del sector privado debatieron sobre «La transición justa», y trataron sobre la adaptación y sus efectos en los sectores económicos y en las inversiones.En su discurso de clausura, José Domínguez Abascal, secretario de Estado de Energía, resaltó que, «según estudios de la Organización Internacional del Trabajo, por cada empleo destruido por abandono de combustibles fósiles, se crean cuatro en sectores ligados a las renovables». Comparte Facebook-f Twitter Linkedin-in ...